18.6.09

CASA SOLLA. Un 1 fijo en La Quiniela

Ni las dos semanas consecutivas anulando la reserva, ni la huelga del metal con la AP9 cortada por los piquetes, ni el lío que tenía de trabajo consiguieron esta vez poner freno a mi visita a Casa Solla.

Como siempre nos recibe un sonriente Pepe Solla con dos rápidas preguntas sobre el menú (algún problema con la navaja?? El punto para el plato de carne??), y la elección del vino pone todo en marcha en un santiamen.

Llegan los snacks: un vicioso gintonic con notas cítricas y ligeramente especiadas muy refrescante...

...acompañado también por las aceitunas con anchoa. Una pasta de anchoa puro sabor y suavidad. Muy rico. Te quedas con ganas de comer un poquito más...

Le seguía una espuma o crema o mousse de parmesano con tomate. Me encanta el parmesano, me encanta el tomate...que voy a decir de este primer aperitivo...

A continuación y como segundo aperitivo, esta finísima crema de patata y cebolla que abrió un intenso debate. Este plato, este plato...¿a que os recuerda? ¿Simplemente a cebolla pochada? ¿a tortilla? ¿a otro plato que no conseguíamos centrar?...

Con la navaja lima-limón la cosa se puso seria. Nuestra cara de estar alucinando tuvo que ser bastante evidente, porque con su humildad y simpatía habitual Solla nos dice: A mi no me miréis, el mérito es cosa de la navaja!!

Llega otro estupendo plato. La sopa de pescado asado. En este caso de jurel, vieira y un riquísimo caldo coronado todo por una fina juliana de algas (creo que lechuga de mar)


A estas alturas del menú y ya completamente entregados, llega la croqueta "cream" de gamba, un divertimento que supongo pretende presentar una croqueta deconstruida o para entendernos, dándole la vuelta por completo a la receta clásica, pero con todos sus ingredientes perfectamente reconocibles. Riquísima!!! Esta primera parte del menú la acompañamos con un estupendo Ribeiro. Casal de Armán 07.

Uffff...otro platazo. La caballa lañada, guisantes y jamón. El tratamiento de este pescado consiste en quitarle parte de su agua interior dejándola reposar cubierta por una mezca de sal o sal y azúcar en otras preparaciones (desconozco cual de las dos utilizó esta vez) para luego envasarla al vacío con un poco de aceite y terminarla en la Roner a 52ºC. El resto del plato, guisantes en diferentes texturas: unos pocos en crudo o casi, otros en crema; con las vainas elabora un "aire" emulsionando el caldo resultante de hervir esas vainas con lecitina de soja... y todo esto acompañado con unas perlas de japón cocidas en un caldo de jamón. QUÉ BUENO!!! Nota: creo que le pregunté a Solla si los guisantes estaban "escalfados" en vez de escaldados. Se me perdone pero estaba un poco "chispi"
Sigue el pescado del día con un escabeche templado. En este caso, una excepcional merluza con un punto de cocción que sólo he probado en Casa Solla. El escabeche, ligero, elegante...

Y vamos para BINGO!!! El pichón de sangre sobre torrija de maiz...creo que no tengo palabras, no sé explicarlo, no sé si quiero...Me hizo recordar a los pichones que un amigo de la familia nos traía hace muchos años a casa. Yo aun era un crío y pasaba de los pichones. Llega a ser hoy...

Esta segunda parte del menú la acompañamos con un flipante Summa Varietalis del Marqués de Griñón. Dominio de Valdepusa. Un vino algo tosco de entrada pero ante la tentación de decantarlo para abrilo, decidimos que no, que fuese el vino el que nos fuese enseñando poco a poco lo que tenía dentro. Fue una elección perfecta. Tato, como te lo curras...

Llega un clásico en Casa Solla, que por cierto, es lo único que se repite en el menú con respecto al que yo tomé hace aproximadamente un año ya. El queso del pais con sus dulces.

El primer postre. La manzana. Un único ingrediente, muchas texturas: Sopa, sorbete, gelatina...Sabores ácidos, acompotados. Muy refrescante y a por el último postre!!


Y como fin de fiesta, la tarta de santiago '09. Absolutamente pecaminosa. Revisión de un clásico de la repostería gallega reinterpretada por Pepe Solla con un resultado goloso, vicioso, sabroso...El queso y los postres los acompañamos por un estupendo Riesling alemán. George Breuer '07.

Con los cafés, diferentes petit fours. Frambuesa con polvo de aceite, trufas de chocolate...

Traca final con un gintonic (Blackwoods) en la zona reservada para fumadores en la entrada. Al sentarnos y viendo el percal, quien nos servía las copas comenta: qué mala vida ¿verdad? jajajaja

Como siempre he salido encantado y como ya he dicho en otras ocasiones, creo que Casa Solla es de lo mejor que hay en Galicia Que digo Galicia!!. Actualmente el menú degustación cuesta 65€ más un 7% de iva.

Un saludo.

3 comentarios:

Anie dijo...

Ufffff, que envidia, que ganas de repetir.

Es de esos lugares Casa Solla y es de esas personas Pepe Solla que te trata con tanta "normalidad" y tan amablemente que te hace sentir bien y a gusto, tanto que te sientes como en tu propia casa y deseas volver cuanto antes.

Anie.

Milu dijo...

Sin duda Casa Solla es un gran sitio y el trato de Pepe Solla y todo su personal de sala, muy cercano.

A ver si en al próxima te apuntas ;-)

Milu.

VINCENT dijo...

Hola,

Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
para darse a conocer.

Para suscribirse a Ptitchef vaya a
http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
parte superior.

Atentamente,

Vincent